Laura Vega: Luz de tinieblas - Música de Cámara

¥139.00

+ Envío gratuito

1 CD

Artículo NEOS12310 Categoría: Palabra clave:
Publicado el: 24 de febrero de 2023

Texto de información:

LUZ OSCURIDAD

Este CD es uno de los proyectos que más placer me ha dado en mi carrera profesional. Empezó por hacer la selección, que para mí significó un reencuentro con mis obras y también un examen de mi camino como artista. Sobre todo, he elegido obras que son hitos para mí, en el sentido musical, pero también en cuanto a las condiciones de vida en las que fueron creadas y los intérpretes a los que están dedicadas.

En total he reunido ocho obras de música de cámara que escribí entre 2007 y 2019 para diversas instrumentaciones, siendo el piano el punto de partida en cada caso, a las que se suman el clarinete, la percusión y, sobre todo, los instrumentos de cuerda; Estos últimos corresponden a mi sensibilidad y lo que quiero expresar de manera especial.

Las grabaciones tuvieron lugar de marzo a junio de 2022 en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria y quiero agradecer a la Asociación Cultural Taller Lírico de Canarias, al Instituto Canario de Desarrollo Cultural del Gobierno de Canarias, a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y al Auditorio Alfredo Kraus por la colaboración. Y agradezco especialmente a los intérpretes que con tanto amor y dedicación han puesto en práctica mis ideas musicales, así como a todos los que han dado lo mejor de sí para hacer realidad este proyecto: Antonio Miranda, Gonzalo Angulo, Nicole Martín Medina, Ángel Luis Aldai, Juan Pedro León, Wulf Weinmann y todo el equipo de NEOS.

1. viaje al silencio (viaje al silencio)
para clarinete, violonchelo, percusión y piano

Escribí la pieza en 2012 con motivo de mi ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de Canarias. El libro me inspiro para este trabajo. Un libro de silencio de la escritora británica Sara Maitland. Ella no entiende el silencio como ausencia o vacío, sino como algo que encontramos dentro de nosotros mismos. También me apoyo en lo que dice la Maestra Zen y experta en meditación Berta Meneses. Para ella, el silencio no significa pasividad o ausencia de ruido, sino que, según ella, se trata de aprender a experimentar el espacio de nuestra conciencia en el camino hacia la sabiduría. En la tranquila reflexión con nosotros mismos encontramos nuestro verdadero yo, llegamos a un equilibrio interior. La música invita al oyente a un viaje hacia su interior, a un viaje hacia el silencio...

2. Cuatro miradas a un infinitamente limitado (Cuatro miradas a un infinito finito)
para clarinete, violonchelo y piano

Esta pieza fue creada en 2016 por encargo de Fundación MAPFRE Guanarteme en el marco del seminario »La Ciudad Pertenece«. Se deberán presentar nuevas composiciones que tengan como impulso la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. El paisaje de La Isleta, visto en cuatro momentos (colores) del día, el amanecer, la tarde, la noche y la madrugada, conforma el marco espacial y temporal dentro del cual se crea esta obra. Además del paisaje yo también en el poema Los amantes del mar (Los amantes del mar) de Selena Millares encontró inspiración.

3. De un amor lejano (De un amor lejano)
para Violoncello und Klavier

Esta pieza la compuse en 2013 para los ganadores del Premio de Música de Cámara María Orán de la Fundación CajaCanarias, para Saulo Guerra (clarinete) y José Luis Castillo (piano). La pieza está basada en el poema del mismo nombre de Tomás Morales (1884-1921), nacido en la Villa de Moya en Gran Canaria. El poema está en el volumen. Poemas de la Gloria, del Amor y del Mar, y Oswaldo Guerra escribe: »Este volumen reúne poemas intimistas de carácter claramente romántico, en los que la memoria aparece como fuerza creadora.« La versión para violonchelo y piano se escribió al año siguiente.

Los versos de la primera estrofa crean una atmósfera trepidante de sonido oscuro y melancólico: »Amor, amor, amor... ¿Adónde fuiste? ... He perdido el amor! ... Dormí cómodamente en la quietud de mi alma, un ensueño juvenil, y lo he perdido ..."

La pieza se caracteriza por una gran libertad formal, está formada por capas de sonido, conectándose los diferentes registros del piano a través de sus resonancias. El pianissimo y el timbre oscuro del clarinete crean una atmósfera íntima.

4. luz de tinieblas (oscuridad clara)
para dos violonchelos, dos contrabajos y piano

Esta obra se estrenó en 2012 en el Auditorio de la Fundación Canal por encargo de la Orquesta de la Comunidad de Madrid. En palabras del pianista José Luis Castillo, »esta música nos invita a buscar la luz en nuestra propia oscuridad«. El anhelo humano de consuelo espiritual se expresa al final de la pieza citando un fragmento del aria dich Erbarme de J. S. Bach. La música recorre un camino desde la oscuridad y el caos hasta la serenidad y la paz.

5. Paginas de arena (lados de arena)
para Violoncello und Klavier

Dedicada a mi sobrina Paula Torres Vega, la obra fue un encargo del CNDM en 2015 y se estrenó en el Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) de Madrid. Está inspirado en dos poemas de la autora canaria Selena Millares titulados oceano de sombra (océano de sombras) y tu nombre (Su nombre). El carácter rapsódico de la obra surge del uso de texturas que traducen en sonido lo intangible de un mundo onírico. Las cinco secciones son: Soliloquio I Preludiooceano de sombra (océano de sombras), Soliloquio II InterludioTu nombre de aire (Tu nombre fuera del aire) y Soliloquio III Postludio.

6. Homenaje II (Dedicatorias II)
para viola y piano

La obra está concebida como un »work in progress«, se han creado diferentes versiones dependiendo de la instrumentación: en 2005 la escribí primero para piano, en 2007 para viola y piano así como para trompeta, violonchelo y piano trío. Como una pintura que se recubre repetidamente, un lienzo original (piano) se superpone con "capas de pintura" (otros instrumentos), añadiendo otras facetas a la obra y creando nuevas texturas, permitiendo que la misma idea sea sometida a diferentes puntos de vista.

La pieza fue creada como un homenaje a varios compositores; Motivos de obras de Albéniz, Beethoven, Schubert, Schumann y Takemitsu se entrelazan libremente, con melancolía y nostalgia resonando.

7. Ni nuevo (Yo mismo)
para clarinete, violín y piano

Ni nuevo, escrito en 2018, está dedicado a todas las mujeres a lo largo de la historia que han luchado por sobrevivir y se han atrevido a expresar sus pensamientos y sentimientos a través del arte, desterrando así sus frustraciones y miedos. El título proviene de la colección de poemas. Ni nuevo, escrito por la educadora Inma Arroyo durante su tratamiento contra el cáncer.

Es de un trabajo anterior titulado Solo (2014). Esta pieza para violín solo fue concebida como una meditación, destinada a llevar a uno a un estado de reflexión espiritual e invitar a uno a encontrarse con uno mismo. Se inspiró en el libro de meditación de Pablo d'Ors biografia del silencio (Biografía del Silencio), en la que escribe, entre otras cosas, que estamos solos en el momento de la verdad, que en nuestra búsqueda de la sabiduría debemos mirar hacia el vacío, hundirnos en nosotros mismos y escuchar nuestro silencio interior. Además, un motivo musical se deriva de la obra Mucho prière bouddhique citado por Lili Boulanger (1893-1918) como homenaje a esta gran compositora en el centenario de su muerte.

8. Paraisos perdidos III (Paraíso perdido III)
para violín, viola, violonchelo y piano

Esta pieza también fue creada como un "trabajo en progreso", en versiones siempre nuevas. Originalmente era de la pintura. El rayo verde (El rayo verde) del pintor Antonio Padrón. La obra se divide en secciones contrastadas, en las que se pueden ver los diferentes paisajes de la geografía canaria (los paraísos) anhelados por los emigrantes que tuvieron que dejar su tierra. Musicalmente, la obra se caracteriza por elementos del folclore canario, como el motivo melódico de la Arrorro (canción de cuna) y elementos percusivos que imitan el sonido de las chácaras y el tambor gomero, y esto le da a la pieza un fuerte carácter nostálgico.

Laura vega
Traducción del español: Stefanie Gerhold

Programa:

[ 01 ] viaje al silencio para clarinete, violonchelo, percusión y piano (2012) 08:58

[ 02 ] Cuatro miradas a un infinitamente limitado para clarinete, violonchelo y piano (2016) 08:33

[ 03 ] De un amor lejano para violonchelo y piano (2013) 06:41

[ 04 ] luz de tinieblas para dos violonchelos, dos contrabajos y piano (2012) 09:55

[ 05 ] Paginas de arena para violonchelo y piano (2015) 12:59

[ 06 ] Homenaje II para viola y piano (2005/2007) 07:28

[ 07 ] Ni nuevo para clarinete, violín y piano (2018) 09:33

[ 08 ] Paraisos perdidos III para violín, viola, violonchelo y piano (2019) 06:19

Tiempo total de juego: 70:43

Laura Sánchez, clarinete [01, 02]
Diego Díaz Koury, clarinete [07]
Néstor Henríquez, violín
Adriana Ileva, viola
Carlos Rivero, violonchelo [01, 02, 04, 08]
Juan Pablo Alemán, violonchelo [03, 04, 05]
Roman Mosler y Jürgen Faller, contrabajo
David Hernández, batería
José Luis Castillo, piano
Carmen Brito, directora[04]

 

primeras grabaciones

número de artículo

Marca

EAN

Compras